Bronquiolitis, causa más frecuente de hospitalización en la infancia

El blog de Fisioterapia Rosales

Bronquiolitis, causa más frecuente de hospitalización en la infancia

Bronquiolitis, causa más frecuente de hospitalización en la infancia #FisioterapiaRespiratoria

La bronquiolitis es la infección respiratoria aguda más frecuente en los menores de 2 años. Causada, en la mayoría de los casos, por el virus respiratorio sincitial (VRS), comúnmente conocido como el “virus de los bebés”, de los 270.000 casos anuales, 100.000 corresponden a bebés o menores de 24 meses.

La bronquiolitis suele ser un proceso con pocas consecuencias en adultos y mayores de 2 años sanos. Sin embargo, puede afectar de modo más serio a los lactantes y especialmente a determinados grupos de riesgo, entre los que se encuentran los nacidos prematuros, con cardiopatías congénitas, con síndrome de Down y aquellos con enfermedades pulmonares crónica y otras condiciones previas que hacen que su aparato respiratorio o su sistema inmunitario sea más débil. “En estos casos la enfermedad es más grave, llegando a la hospitalización, o incluso a ingresar en cuidados intensivos”, señala el Dr. Tomás Sánchez, Neonatólogo adjunto del Hospital Materno Infantil de Málaga.

El Dr. Sánchez señala la dificultad respiratoria como el síntoma principal de la bronquiolitis

Este virus, aunque está presente todo el año, muestra su mayor pico de incidencia entre la segunda quincena de diciembre y febrero. En esta línea, el neonatólogo señala como síntoma clave la dificultad respiratoria, “algo que se aprecia al mirar el tórax del bebe y ver como se hunden los espacios que hay entre las costillas. Todo esto acompañado de tos y en el caso de los bebes que son amamantados, del rechazo al alimento”.

IMPORTANCIA DE LA PREVENCIÓN

Actualmente, la enfermedad no tiene tratamiento, por lo que los cuidados médicos se limitan a que el bebé pase la bronquiolitis en casa o en el hospital, dependiendo de su estado.

En este sentido, la prevención es clave para evitar este tipo de infección. El Dr. Sánchez destaca dos medidas preventivas: la defensa que se aplica una vez al mes durante el periodo de invierno, y las medidas higiénicas.

El VRS se transmite por saliva o mocos (al toser o estornudar), por manos, objetos y superficies previamente en contacto con él. La propia casa y la guardería se encuentran entre los lugares de contagio, y los hermanos del bebé son los que, a menudo, contagian a este, “los padres deben concienciarse de la importancia de la higiene antes de tener contacto con el niño”, concluye el doctor.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

35574-10-cuidados-basicos-de-higiene-para-el-bebe

No hay comentarios

Deja una respuesta